¿Por qué las actividades que nos conectan con nuestro cuerpo son beneficiosas para las PAS?

baile

NOS AYUDAN A DETECTAR POSIBLES ESTADOS DE SOBREESTIMULACIÓN Y ASÍ EQUILIBRAR Y REGULAR NUESTRO SISTEMA NERVIOSO: El sistema nervioso de un ser humano recibe estímulos del exterior constantemente, los procesa y reacciona ante ellos de diferentes maneras, primeramente con una serie de sensaciones físicas y emocionales y seguidamente con una interpretación mental de las mismas.

La intensidad con que reacciona nuestro sistema nervioso en la misma situación, ante un mismo estímulo, varía mucho de un ser humano a otro. Así, por ejemplo, el sistema nervioso de una PAS es mucho más estimulable que el de una persona que no lo es, pasando de un nivel estimulación bajo a uno de sobreactivación con gran rapidez.

Muchas PAS llevando estilos de vida sobrecargados de estímulos o con niveles de estrés muy altos, viven en un estado de sobreactivación constante, sin tan siquiera ser conscientes de ello. Cuando estamos atentos a sus señales, nuestro cuerpo es un gran aliado a la hora de darnos pistas sobre nuestro nivel de estimulación en cada momento. En este sentido, tener una buena conciencia corporal nos puede ayudar muchísimo a conseguir una mejor regulación y un buen equilibrio de nuestro sistema nervioso.

NOS AYUDAN A EVITAR LOS PENSAMIENTOS REPETITIVOS Y DARLE VUELTAS A LAS PREOCUPACIONES: Además, al traer la atención a nuestro cuerpo a través del movimiento (danza, yoga, deporte…), enfocamos nuestra mente en el aquí y el ahora, lo cual nos relaja y nos ayuda a salir de los pensamientos repetitivos, tan habituales en las personas con alta sensibilidad y tan característicos de las personas con tendencia ansiosa.

NOS ENSEÑAN A CUIDAR MEJOR NUESTRO ORGANISMO: Aprender a ser conscientes de nuestro cuerpo, interpretar fácilmente si está relajado o no lo está, es el primer paso para cuidarnos física y emocionalmente de la que necesitamos; a conocer mejor nuestros límites de bienestar y e identificar hasta dónde nos podemos exponer sin caer en el agotamiento y la sobresaturación.


MEJORAN NUESTRO ESTADO DE SALUD, INCLUSO SI SE PRACTICAN ESPORÁDICAMENTE. Al relajarnos y ponernos en marcha a través del movimiento, nuestra musculatura se descontractura, el sistema circulatorio se activa, nuestra mente y nuestro cerebro se oxigenan, aportándonos mayores niveles de bienestar físico. Debemos recordar que, igual que el sistema nervioso de una PAS se sobreactiva fácilmente, también tiene facilidad para responder positivamente a actividades que rebajan nuestro nivel de cortisol, cuando la predisposición es la adecuada.


ELEVAN NUESTRO ESTADO DE ÁNIMO A TRAVÉS DE LA LIBERACIÓN DE ENDORFINAS. Al igual que le ocurre a cualquier persona, PAS o no PAS, todas las actividades corporales provocan la liberación de endorfinas, hormonas del bienestar, en nuestro organismo. Si, además, se trata de actividades acompañadas de música, como han demostrado numerosos estudios, el efecto positivo de las actividades corporales en nuestro estado anímico, sería incluso mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *